Esta Semana

Las armas químicas se inventaron en África

Los hipopótamos pueden defecar tanto que los peces circundantes mueren por hipoxia. Las bacterias de la caca consumen la mayor parte del oxígeno de las aguas del río.

Para la empresa, galletas del infortunio

Al recibir ganadores de la lotería Powerball del 30 de marzo de 2005, se sospechó de fraude: 110 jugadores, un número demasiado elevado, reclamaron premios secundarios de US$ 100.000 o...

Los excesos no son monopolio del rock

En 1982, el rockero Billy Idol destruyó su habitación en el Chateau Marmont de Hollywood. Llegó la policía e Idol, desnudo, se entregó. Solo entonces se enteró de que no...

“Sus deseos son órdenes… a mi manera”

Los ejecutivos de Warner Bros. sugirieron a los productores de Pinky y cerebro añadir un tercer personaje. El equipo de la serie era de la opinión de que tal inclusión...

Y ya que es un órgano, ¿no puede tocar música también?

El pene de un elefante, de cerca de 1,8 metros de largo, es prensil y puede ser utilizado para aplastar moscas, rascarse la barriga, ayudar al equilibrio como una tercera...

“Y agradece que aún no se inventan los pañales desechables”

Ernest Thompson Seton, escritor y uno de los pioneros fundadores del movimiento Boy Scout, recibió de su padre en su vigésimo primer cumpleaños una factura por todos los gastos en...

Un modelo deseducativo

John Corcoran egresó del colegio en Nuevo México, se graduó de la universidad y ejerció de profesor de escuela durante 17 años siendo analfabeto. Aprobaba sus cursos básicamente copiando. Aprendió...

Se lo tomó demasiado a pecho… y a estómago

Para interpretar al padre en The Lovely Bones ("Desde mi cielo"), de Peter Jackson, Ryan Gosling ganó 60 libras. Su método era beber helado Häagen-Dazs derretido cuando estaba sediento. Luego,...

Miembro del paseo de la fama de la contabilidad bancaria

En 1994, una sudafricana de 19 años voló a Los Ángeles, con un pasaje de ida que le compró su madre, con la intención de trabajar en cine. Vivía con...

Déficit severo de lluvias y de rigor científico

En 1933, el yo-yo fue prohibido en Siria porque supersticiosos culpaban a su uso por la sequía que asolaba el país.

De los libros

El editor recomienda