Esta Semana

La verdadera economía circular

Dolly Parton estaba consciente de la desconcentración que sus legendarios senos producían en las reuniones con hombres. Todo el mundo quiere mirar. Siempre entendí que los chicos querrían mirarme las...

Esa solo la cuentas en la tierra prometida

En 1985 un ave del género Pernis se estrelló contra el parabrisas de un avión de combate israelí. El piloto quedó inconsciente, pero el pájaro golpeó también la palanca de...

Las matemáticas no mienten. El sentido común, sí

El radio del Sol es 109 veces el radio de la Tierra, y el radio de la estrella UY Scuti es 2.048 veces el radio del Sol. Imagina ahora que...

Lifting >>> liposucción

La primera morsa de taxidermia, manufacturada en 1886 con un ejemplar cazado por James Henry Hubbard y hoy en el museo Horniman, es mucho más voluminosa que una morsa de...

Ahora, sanarlos, ni en pedos

Durante la gran plaga de Londres de 1665-66 aún campeaba la teoría miasmática de la enfermedad, y algunos médicos pensaban que diluir el aire contaminado con algo de similar potencia...

Todos saben que los Oscar están sobrevalorados

Al momento de su graduación del colegio en 1969, Robin Williams fue votado por sus compañeros como "Quien Con Mayor Probabilidad No Tendrá Éxito". Aparte de cobrar millones de dólares,...

“O dejas los rehenes o te dejo sin postre”

En 1978, el restaurante The Waiters Restaurant de Melbourne fue asaltado por Amos Atkinson, armado con dos escopetas. Tomó como rehenes a 30 personas y exigió la liberación de su...

Madre del siglo

Cuando una hembra quokka (Setonix brachyurus) es perseguida por un depredador una de sus estrategias es botar al cachorro de su bolsa, de modo que sus chillidos de angustia atraigan...

“Que sí, Daniel, que necesitas frenillos o te arrepentirás”

Si los cerdos babirusa de Indonesia viven lo suficiente, sus colmillos pueden llegar a enterrarse en su propio cráneo y acaba con su vida.

Para los funcionarios del aeropuerto, de hecho, de lo más memorable

La sección de objetos perdidos del aeropuerto de Dublín tiene una lápida no reclamada con el epitafio: "Siempre serás recordado, nunca olvidado".

De los libros

El editor recomienda