Más cercano al mal de ojete que al mal de ojo

Más cercano al mal de ojete que al mal de ojo

Más cercano al mal de ojete que al mal de ojo

Era común ver a Benito Mussolini en público con las manos en los bolsillos para tocarse los testículos. Creía que lo protegía contra personas sospechosas de transmitir mal de ojo.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(1 votos, promedio: 6.00)
Loading...

Bonus Track

Marguerita Sarfalti, su amante, contó cómo se explayaba acerca la influencia de la fría luz de la Luna y el peligro del brillo de sus rayos sobre el rostro al dormir. Los cajones de su escritorio estaban llenos de amuletos y objetos religiosos. Toda su vida llevó alrededor del cuello un escapulario, regalo de su madre, y una antigua medalla que la madre del rey le había pedido que conservara en memoria de ella. Se sentía además orgulloso de su habilidad para interpretar los sueños

Fuentes

Christopher Hibbert. "Il Duce: The Life of Benito Mussolini". Ed. Little, Brown, 1962. Pág. 53 https://books.google.cl/books?id=YXhoAAAAMAAJ&q=%22evil+eye%22

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *