Así dan gusto las derrotas

JEAN BERNADOTTE REY DE SUECIA

En la batalla de Lübeck (1806) un pequeño contingente sueco fue capturado por las huestes napoleónicas y llevado ante el mariscal Jean Bernadotte. El francés mostró un llamativo respeto por los prisioneros. Los suecos quedaron impresionados, en especial el general Carl Carlsson Mörner. Tiempo después, cuando era ya inminente que el rey de Suecia Carlos XIII iba a morir sin heredero, el hijo de Mörner recordó esta cortesía, y propuso que el monarca aceptara a Bernadotte como hijo adoptivo. Lo que un comienzo parecía una locura de a poco ganó tracción, hasta que la propuesta acabó por imponerse. Bernadotte fue adoptado, y una vez que el rey falleció asumió como Carlos XIV Juan de Suecia, dando inicio a la Casa de Bernadotte, hasta hoy en posesión del trono escandinavo.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(4 votos, promedio: 7.75)
Loading...

Fuentes

Eric Elstob. "Sweden, a Political and Cultural History". Ed. Rowman and Littlefield, 1979. Pág. 181-182

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *