Ir por lana, y que no haya lana para salir trasquilado

WOOLSACK RELLENO DE PELO DE CABALLO

En el siglo XIV Eduardo III de Inglaterra decretó que el lord canciller debía sentarse sobre un fardo de lana mientras estuviese en la cámara de los lores, el llamado Woolsack (“saco de lana”), de manera de simbolizar el rol central de este producto en el corazón de la economía inglesa. Por seis siglos detentó esta posición semiótica hasta que en 1938 descubrieron que el venerable objeto concebido para ensalzar la lana estaba en realidad relleno con pelo de caballo.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(3 votos, promedio: 6.67)
Loading...

Fuentes

Sir Henry Frank Heath, Arthur Lonsdale Hetherington. "Industrial Research and Development in the United Kingdom". Ed. Faber & Faber limited, 1946. ISBN: 9780598580665. Pág. 180

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *