“Y con siete vidas, el séptuplo de diversión”

“Y con siete vidas, el séptuplo de diversión”

En la Era Moderna:

Era costumbre quemar una canasta, barril o saco lleno de gatos vivos, que se colgaba de un mástil alto en medio de la hoguera; a veces se quemaba un zorro. La gente recogía las brasas y las cenizas del fuego y se las llevaban a casa, creyendo que traían buena suerte. Los reyes franceses a menudo presenciaban estos espectáculos e incluso encendían la hoguera con sus propias manos. En 1648 Luis XIV, coronado con una corona de rosas y con un ramo de rosas en la mano, encendió el fuego, bailó y participó del banquete después en el ayuntamiento.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(3 votos, promedio: 7.33)
Loading...

Fuentes

Sir James George Frazer. "Golden Bough". Ed. Courier Dover Publications, 2019. ISBN: 9780486836102. Pág. 656 https://books.google.cl/books?id=FZuxDwAAQBAJ&pg=PA656

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *