Severa falta de amor propio

Severa falta de amor propio

El 21 de septiembre de 1956, durante una prueba de disparo de cañones de 20 mm de un F-11 Tiger, el piloto Tom Attridge disparó dos ráfagas. La trayectoria de los proyectiles decayó y se cruzaron con el Tiger mientras continuaba su descenso. Las balas inutilizaron el avión y obligaron a Attridge a hacer un aterrizaje forzoso. Fue el primer avión en derribarse a sí mismo.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(3 votos, promedio: 8.67)
Loading...

Fuentes

Spick. Air International, Junio de 1991, pág. 318

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *