Porque el asunto es cualquier cosa menos deshidratado, digamos

ORIGEN DE LA EXPRESION ECHARSE UN POLVO

En los siglos XVIII y XIX era habitual entre las clases burguesas aspirar polvo de tabaco, conocido como “rapé”. Para no importunar al resto con los molestos estornudos, en eventos sociales los caballeros se retiraban a otra habitación a “echarse unos polvos a la nariz”.

Con el tiempo, esa excusa para ausentarse comenzó a ser utilizada para encuentros sexuales. De ahí la expresión “echarse un polvo”, registrada por primera vez en Don Juan Notorio: burdel en cinco actos y 2000 escándalos, de 1874.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(3 votos, promedio: 5.33)
Loading...

Fuentes

1-

Gregorio Doval. "Del hecho al dicho". Ed. Ediciones del Prado, 1995. Pág. 107 2-

Ambrosio el de la Carabina. "Don Juan Notorio: burdel en cinco actos y 2000 escándalos". 1874 "No me iré, que ya hasta el moño inundada estoy de leche: no me iré sin que se me eche un polvo o más en el coño".

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *