“Mi sistema defensivo está VISIBLEMENTE afectado por la luz solar”

“Mi sistema defensivo está VISIBLEMENTE afectado por la luz solar”

“Mi sistema defensivo está VISIBLEMENTE afectado por la luz solar”

Esas chispas brevísimas que a veces se ven en días soleados son tus propios glóbulos blancos. Los glóbulos blancos son mucho más grandes que los rojos, y se pueden volver visibles en sus breves atascos en los estrechos capilares de la retina.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(3 votos, promedio: 7.33)
Loading...

Fuentes

Bill Bryson. "The Body: A Guide for Occupants". Ed. Knopf Doubleday Publishing Group, 2019. ISBN: 9780385539319. Pág. 185

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *