“Se ve mal la cosa… a vuelo de pájaro”

“Se ve mal la cosa… a vuelo de pájaro”

En la antigua monarquía romana, anterior a la república, quien aceptara el cargo de rey debía obtener la aquiescencia divina, pues asumiría además como sumo sacerdote de Roma. Un augur sentaba al postulante en un sitial de piedra y anunciaba qué opinaban los dioses de todo esto, interpretando los vuelos de las aves y otras señales (ver etimología de siniestro). La palabra “inauguración”, en el sentido de dar inicio un mandato, se origina en este ritual.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(3 votos, promedio: 6.67)
Loading...

Fuentes

Corominas, Joan. "Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana". Ed. Gredos 2011. ISBN 9788424920401. Pág. 14

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *