Ocho patas, cero alas, mucho ingenio

Ocho patas, cero alas, mucho ingenio

Ocho patas, cero alas, mucho ingenio

Invasión de arañas voladoras dejan una suerte de gasa en Gippsland, Australia

El 31 de octubre de 1831 Charles Darwin comentó que su barco, el HMS Beagle, había sido abordado por miles de intrusos: diminutas arañas rojas, de cerca de un milímetro de ancho. “Todas las cuerdas estaban recubiertas y bordeadas con una telaraña de gasa”. Estaban a 60 millas de la costa, y la brisa suave ¿Cómo es eso posible? El propio Darwin lo tachó de “inexplicable”. Hoy sabemos que algunas arañas utilizan los campos eléctricos para volar, propiedad que explica que hayan ido halladas a 4 kilómetros de altura y 1.600 kilómetros mar adentro.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(1 votos, promedio: 6.00)
Loading...

Fuentes

Morley, E. L., & Robert, D. (2018). Electric fields elicit ballooning in spiders. Current Biology, 28(14), 2324-2330. https://doi.org/10.1016/j.cub.2018.05.057

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *