Un poquitín más de garrote que de zanahoria

UDAY HUSSEIN Y EL FUTBOL EN IRAQ

Saddam Hussein dejó el control de la selección de fútbol de Iraq a su bestial hijo Uday. Como relatan Simon Kuper y Stefan Szymanski en Soccernomics:

Un playboy y pervertido, que caminaba con una cojera tras un intento de asesinato, Uday motivaba a sus jugadores amenazándolos con amputarles las piernas si perdían. Un exjugador internacional reportó haber sido golpeado en las plantas de sus pies, arrastrado sobre su espalda desnuda a través de gravilla y luego sumergido en aguas de alcantarillado crudas para que sus heridas se infectaran. Algunos jugadores pasaron tiempo en la prisión de Abu Ghraib. Luego de que Kuwait visitara Bagdad en 1981 y ganara, uno de los ayudantes de la familia gobernante golpeó al árbitro, quien fue luego conducido a toda prisa al Saddam International Airport y enviado sangrando en un avión fuera del país.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(2 votos, promedio: 6.00)
Loading...

Fuentes

Simon Kuper, Stefan Szymanski. “Soccernomics”. Ed. Harper Sport, 2014. ISBN: 9780007466887 Localización 6084

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *