A veces, la automedicación funciona

A veces, la automedicación funciona

Steven Russell, el artista del escape

En 1998, Steven Russell estaba preso en una cárcel de Texas. Decidió fingir que padecía SIDA. Dejó de comer cuanto pudo y tomaba laxantes para lucir famélico. Falsificó informes de salud en la máquina de escribir de la biblioteca de la prisión y los envió a los departamentos oficiales a través del sistema de correo interno. La autoridad lo transfirió a un recinto médico. Una vez ahí, se hizo pasar por su propio médico por teléfono, y obtuvo permiso para participar de un tratamiento inexistente, fuera de la prisión. Un par de semanas después, volvió a encarnar al falso médico, para informarles que, lamentablemente, Steven Russell había fallecido.

“Ese escape fue el más difícil”, comentó luego Russell. “Tuve que disciplinarme por completo para perder peso y leí un montón acerca de los síntomas del SIDA”.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(6 votos, promedio: 9.00)
Loading...

Fuentes

Elizabeth Day. "I love you Phillip Morris: a conman's story". The Guardian, 6 de septiembre de 2009 https://www.theguardian.com/film/2009/sep/06/steven-russell-elizabeth-day-jim-carrey