Ideas muy elevadas para cerebros femeninos

Ideas muy elevadas para cerebros femeninos

"El harem de Pickering" en computación en Harvard. Henrietta Swan Leavitt (1868–1921), Annie Jump Cannon (1863–1941), Williamina Fleming (1857–1911), y Antonia Maury (1866–1952). Foto: Grasslands Observatory.

En los 1920’s, sólo los astrónomos hombres podían acceder a los observatorios de la Universidad de Harvard. Las mujeres debían contentarse con el estudio de las placas fotográficas de los telescopios (llamado “computación”). Ello llevó a Annie Jump Cannon a implementar un sistema de clasificación estelar en uso hasta el día de hoy, y a Henrietta Swan Leavitt descubrir cómo medir las distancias relativas del universo a través de las estrellas cefeidas.

Mientras Leavitt y Cannon descubrían propiedades fundamentales del universo desde su restringido campo de acción, el astrónomo William H. Pickering, con acceso ilimitado a telescopios de primer nivel, desarrollaba su propia teoría seminal sobre cómo las manchas oscuras de la luna eran causadas por nubes de insectos migratorios.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(15 votos, promedio: 9.47)
Loading...

Fuentes

Bryson, Bill. "A Short Story of Nearly Everything". Ed. Black Swan, 2004. ISBN 0552997048. Pág. 170-171