Harry el sucio… antes de Eastwood

HARRY REICHENBACH

El publicista Harry Reichenbach, caminó junto a su cliente el actor Francis X. Bushman rumbo a Metro Pictures, desperdigando dos mil monedas de un centavo. La multitud que los siguió hizo creer a los ejecutivos que Bushman era una gran estrella y le ofrecieron un generoso contrato .

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(3 votos, promedio: 6.67)
Loading...

Bonus Track

Para promocionar El Regreso de Tarzán, Reichenbach hospedó a un actor en un hotel, quien se presentó como Dr. T. R. Zan. “Tengo un estómago muy delicado”, dijo, y ordenó dos huevos, una tostada y leche tibia. “Por cierto”, añadió, “también quiero 7 kg de carne cruda”. “¿Con su… su delicado estómago?”, preguntó el botones. “¡No, no es para mí, niño necio! Es para mi mascota”. Dr. Zan abrió la puerta y reveló un león sentado en la alfombra. Cuando se presentó la policía, el huésped explicó que era un tremendo fan de Tarzán.

Fuentes

Harry Reichenbach, David Freedman. “Phantom Fame”. Ed. Simon and Schuster 1931. Pág. 201