Lo único penoso es el teclado inglés

GOLFO DE PENAS

En el siglo XVI, el navegante español Francisco de Ulloa llamó a una tempestuosa entrada de mar como Golfo de Peñas. Con el tiempo, las cartas británicas lo transformaron en Golfo de Penas, no por lo penosas de las travesías sino por la ausencia de la letra ñ en su arsenal fonético y tipográfico.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(3 votos, promedio: 6.00)
Loading...

Fuentes

Benjamín Subercaseaux. “Tierra de océano: la epopeya marítima de un pueblo terrestre”. Ed. Ercilla, 1946. Pág. 170

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *