Voy al cadalso… ¡perdón!, oficina

Voy al cadalso… ¡perdón!, oficina

Voy al cadalso… ¡perdón!, oficina

Trabajar viene del latín vulgar “tripaliare”, ‘torturar’, de “tripalium”, cierto instrumento de tortura hecho con tres palos. Éste a su vez se origina en el latín “tripalis” ‘que tiene tres palos’, de “tri”, ‘tres’, y “palus”, ‘palo, estaca’.

¿La idea? Que los afanes del trabajo cotidiano no se los recomiendas ni a tu peor enemigo.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(4 votos, promedio: 8.25)
Loading...

Fuentes

Gómez Da Silva, Guido, Breve Diccionario Etimológico de la Lengua Española, Fondo de Cultura Económico, 2° ed. 1998, Ciudad de México, México