La Gran Mansaca (literalmente)

EL GRAN HEDOR

En el verano de 1858, el Támesis alcanzó tal nivel de pestilencia por la caca y otras delicias en el llamado “Gran Hedor”, que el Parlamento intentó combatir el olor con cloruro de cal. Fue infructuoso. Incluso se habló de desplazar la actividad a Hampton Courts, aun cuando el edificio estaba recién construido. Hubo que abandonarlo temporalmente.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(1 votos, promedio: 6.00)
Loading...

Fuentes

Robert L. Wilby. "Contemporary hydrology: towards holistic environmental science". Ed. Wiley, 1997. ISBN: 9780471966364. Pág. 8 http://books.google.cl/books?id=g1fuAAAAMAAJ&q=%22had+to+be+abandoned%22

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *