“El tercer acorde, justo después del omóplato, es el que me emociona”

“El tercer acorde, justo después del omóplato, es el que me emociona”

Cuando el rock fue prohibido en la Unión Soviética, los jóvenes recurrieron a discos piratas grabados en radiografías de segunda mano. Son los llamados discos hueso o música en costillas (Музыка на рёбрах).

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(2 votos, promedio: 3.00)
Loading...

Fuentes

Coates, Stephen. "The strange story of Soviet music on the bone". Ed. Strange Attractor Press, 2015. ISBN 978-1-907222-38-2

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *