“¿Veamos el partido? A lo más nos mandan a Siberia”

“¿Veamos el partido? A lo más nos mandan a Siberia”

En junio de 1940, Stalin instauró una ley que castigaba como ofensa criminal cualquier ausencia no justificada de más de 20 minutos en el trabajo, o incluso el haraganeo por ese lapso de tiempo. Se castigaba con hasta seis meses de trabajos forzados y un descuento de 25% en el salario.

Entre 1940 y 1955, 36 millones de personas, un tercio de la población adulta, fue castigada. De éstos, 15 millones fueron enviados a prisión y 250.000 fueron fusilados.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(2 votos, promedio: 8.00)
Loading...

Fuentes

Daron Acemoglu, James A. Robinson. "Why Nations Fail". Ed. Crown Publishers, New York. 2012. ISBN 9780307719232