“Calcio no le va a faltar al rancho al menos”

CARGANDO HUESOS EN LA GUERRA DEL PACIFICO

Durante la Guerra del Pacífico, un subteniente vio morir de tifus a un buen amigo en Huancayo y decidió llevar los restos mortales a la familia en Chile. O bueno, lo que fuera viable. Exhumó el cadáver, lo hirvió para separar esqueleto y carne, volvió a hervir los huesos para limpiarlos, los secó con un enjuague con alcohol y los cargó en una caja de lata el resto de la campaña.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(2 votos, promedio: 9.00)
Loading...

Fuentes

Paz Larraín Mira, Ángel Soto. "Anécdotas de la Guerra del Pacífico". Ed. Centro de Estudios Bicentenario, 2006. ISBN: 9789568147358. Pág. 53

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *