Como dice el adagio, el golf mueve montañas

BING CROSBY FINANCIA CINTAS MAGNETICAS PARA JUGAR GOLF

La tecnología de las cintas magnéticas, el medio de grabación que utilizan los casetes, fue financiado en sus inicios por Bing Crosby, músico y locutor radial. Entusiasmado con la posibilidad de grabar programas en lugar de continuar sometido a los esclavizantes horarios de las emisiones en vivo, en 1947 propuso a los ejecutivos de ABC darle una oportunidad al sistema. El hombre detrás de la invención era un ruso llamado Alexander Poniatoff, que tres años antes había establecido una compañía llamada Ampex. Visitaron la “fábrica”, pero solo hallaron ruinas y piezas dispersas. Sin embargo, para Crosby, había demasiado en juego: grabar los programas le permitiría jugar golf en paz. Como los ejecutivos de ABC no estuvieron dispuestos, el locutor extendió un cheque personal para garantizar la confección de las máquinas.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(2 votos, promedio: 6.50)
Loading...

Bonus Track

En los años ‘20, una marca de finos cigarros alemanes decoraba sus productos con una banda de oro. Fritz Pfleumer, ingeniero experto en el proceso, propuso abaratar costos empleando en su lugar bronce dorado. La grabación magnética con alambres metálicos se conocía desde 1898, pero en su época Pfleumer razonó que el mismo principio detrás de la decoración de los cigarros podría adaptarse para crear cintas magnéticas. Esto las volvería flexibles y, no menos importante, enrollables. Pfleumer probó con varios materiales metálicos, hasta dar con una fórmula que funcionaba. El papel que operaba de sustrato se rompía fácilmente, pero eso se podría perfeccionar con el tiempo. Los casetes le deben su existencia a los fumadores.

Fuentes

David Byrne. "How Music Works". Ed. Canongate, 2012. ISBN: 9780857862518. Localización 1528

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *