La muerte nos iguala a todos….. Menos a los gordos.

ATAUD DE MRS PETERSON REVIENTA POR GORDA

Recorte del periódico local de la época.

En 1890, murió la esposa de Mr. John N. Petersen. Se iniciaron los arreglos para el funeral, incluido un ataúd extra grande (Mrs. Petersen era una señora extremadamente voluminosa).

El ataúd se demoró unos días en llegar, y el cadáver se había hinchado bastante. Para no seguir demorando la ceremonia, metieron a Mrs. Petersen como pudieron en el ataúd, clavaron un par de clavos, y siguieron adelante con el velorio.

Alrededor de medianoche, los gases acumulados dentro del ataúd hicieron que el vidrio reventara, y la cabeza de Mrs. Petersen saliera por la parte delantera del féretro. En vista de semejante desastre, decidieron amarrar el cajón, y proceder inmediatamente al entierro. Camino a la tumba, se rompió una de las cuerdas que lo afirmaban, y el ataúd terminó de hacerse añicos.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(5 votos, promedio: 9.20)
Loading...

Fuentes

“The Coffin Blew Up“, The Meridan [Missouri, USA] Daily Republican, July 21, 1890.