“Sé que es imposible, pero por eso es una novela”

NORMAN MAILER Y EL ESPIA RUSO DE BARBARY SHORE

Cuando Norman Mailer ya había comenzado a escribir su novela Barbary Shore, se le ocurrió incluir un espía ruso. Partió como un personaje menor, pero terminó transformándose en el protagonista. Mailer declaró en una entrevista a Paris Review que mientras escribía:

“Mi sentido común pensaba que era imposible tener a todos esos agentes (…) congregados en un departamento de Brooklyn Heights”

Una vez que Mailer terminó la novela, el Servicio de Inmigración de estados Unidos arrestó al hombre que vivía en su mismo departamento, un piso más arriba. Era el Coronel Rudolf Abel, el espía ruso de más alto rango que trabajaba en Estados Unidos por ese entonces, y con quien Mailer había compartido el ascensor numerosas veces.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(2 votos, promedio: 5.00)
Loading...

Fuentes

Angela Hague. "Fiction, Intuition, & Creativity: Studies in Brontë, James, Woolf, and Lessing". Ed. CUA Press, 2003. ISBN: 9780813213149. Pág. 120 http://books.google.cl/books?id=95_C3LCSrCEC&pg=PA120 2-

Science Digest, Enero de 1982