Nada como el óleo fresco para resolver juicios

MARGARET KEANE PINTURA EN JUICIO

Antes del juicio, Margaret Keane desafió a su ex-esposo a una jornada de pintura abierta al público en San Francisco. Él nunca se presentó

Durante la década de 1960, Walter Keane se volvió uno de los artistas plásticos más populares del medio, gracias a sus pinturas de personas con enormes ojos. En realidad, las obras eran realizadas en secreto por su esposa, Margaret Keane.

La pareja se divorció en 1965, y Walter no pudo seguir produciendo. Tras cinco años aún en el anonimato, Margaret decidió revelar la verdad, y anunció la verdadera autoría en un programa de radio en Hawái. Walter negó los cargos, y el caso llegó a tribunales.

El juez, incapaz de encontrar más pruebas que los testimonios contradictorios entre uno y otro, finalmente decidió darles una hora para pintar en plena corte, a objeto de zanjar el caso. Walter, quien no sabía pintar realmente, dejó la tela en blanco, acusando un hombro lesionado. Margaret, por el contrario, una de sus pinturas características en 53 minutos, y con ello ganó el caso.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(18 votos, promedio: 7.78)
Loading...

Fuentes

Spindler, Amy M. "Style; An Eye for an Eye". The New York Times, 23 de mayo de 1999. http://www.nytimes.com/1999/05/23/magazine/style-an-eye-for-an-eye.html