Yo y mi otro yo

LYDIA FAIRCHILD QUIMERISMO

Lydia Fairchild y sus, bueno, sobrinos, como suele llamarse a los hijos de la melliza

En 2002, Lydia Fairchild, divorciada y embarazada de su tercer hijo, solicitó ayuda financiera de su ex marido, Jamie Townsend. La corte exigió una prueba de ADN para demostrar que Townsend era el padre. Los resultados arrojaron que Townsend era el padre, pero que ella no era la madre. Se testeó el ADN de los otros dos niños, y ninguno correspondía al de Fairchild. La mujer Fairchild fue formalizada por fraude, y la fiscalía pidió que se le quitara la custodia de los hijos. Para el tercero, un testigo extrajo muestras de sangre de ella y del bebé a pocos segundos del parto. El ADN tampoco coincidía.

Ocurrió que Fairchild sufría de una condición llamada quimerismo. Durante su gestación, una melliza se fusionó con su propio cuerpo, por lo que de adulta algunos óvulos traían un genoma distinto al del resto de su cuerpo.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(4 votos, promedio: 9.00)
Loading...

Fuentes

1-

Wolinsky, H. (2007). "A mythical beast. Increased attention highlights the hidden wonders of chimeras". EMBO Reports, 8(3), 212–214. http://doi.org/10.1038/sj.embor.7400918 2-

David Robson. "Is another human living inside". BBC, 18 de septiembre de 2015 http://www.bbc.com/future/story/20150917-is-another-human-living-inside-you