La ley del pelotudo de los acelerómetros

LEY DE MURPHY

El mayor Stapp, antes de partir, durante la aceleración y la desaceleración.

La ley de Murphy viene de Edward A. Murphy, Jr., quien trabajó como ingeniero de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Su trabajo consistía en realizar experimentos sobre tolerancia humana a la aceleración. Se realizaban en trineos montados sobre rieles e impulsados con cohetes.

En una experiencia de 1949, se instalaron 16 acelerómetros en el cuerpo del voluntario, John Paul Stapp. Había dos maneras en las que cada sensor podía colocarse en el individuo, una correcta y otra incorrecta. Alguien se las arregló para colocar los 16 sensores de la forma incorrecta, y aunque se estima que Stapp estuvo sometido a aceleraciones equivalentes a 40 veces la fuerza de gravedad, poniendo en grave riesgo su salud, los acelerómetros marcaron 0.

Murphy dijo entonces algo como “Si hay dos o más maneras de hacer algo, y una de ellas puede resultar en desastre, entonces alguien lo hará”. El mayor John Paul Stapp, citó esta frase en una conferencia de prensa varios días más tarde y con el tiempo se popularizó hasta acuñarse la ley de Murphy, tal como la conocemos hoy.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(4 votos, promedio: 9.00)
Loading...

Fuentes

Nick T. Spark. "A History of Murphy's Law". Ed. Periscope Film. 2006. ISBN 0-9786388-9-1