El embrujo de las sábanas

El embrujo de las sábanas

Gioachino Rossini, un hombre de sábanas

Gioachino Rossini solía componer en cama. Cierta mañana fría de invierno una hoja cayó al suelo; en lugar de desafiar el aire helado de su habitación, comenzó desde cero en una hoja nueva, creando una pieza por completo diferente . “Dadme una lista de lavandería, y le pondré música”, declaró una vez.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(5 votos, promedio: 5.60)
Loading...

Bonus Track

En 1816, hizo entrega de otro resonante éxito al dotar de música al Otelo de Shakespeare. Para complacer a la sensibilidad italiana de la época, ofreció un desenlace alternativo con final feliz . Lord Byron casi se cae de espaldas. Otelo, a su juicio, había sido “crucificado bajo la forma de una ópera”.

Fuentes

Ethan Mordden. "Opera Anecdotes". Ed. Oxford University Press, 1988. ISBN: 9780195056617. Pág. 32 https://books.google.cl/books?id=UpIusDtpbVsC&pg=PA32