¿Cómo se aplaude con subtítulos?

"Vea el lado bueno maestro, si suena un celular no le va a molestar"

Para el estreno de la Novena Sinfonía en Viena, Beethoven decidió dirigir pese a su sordera. No había aparecido en un escenario por doce años, pero la Novena era diferente. El director de planta recordaba el desastre de la conducción de Beethoven en un ensayo de Fidelio dos años antes. En secreto, instruyó a los músicos a ignorar al compositor y seguirlo a él.

Al momento en que estalló la ovación al término del último movimiento, Beethoven seguía rezagado bamboleando la batuta. Una contralto caminó hasta él y le jaló la manga. Solo entonces giró a contemplar la euforia desatada a sus espaldas. El público enardecido levantaba pañuelos, sombreros, manos y todo lo que tuvieran a su alcance para que los ojos del maestro captaran el júbilo.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(2 votos, promedio: 10.00)
Loading...

Bonus Track

La primera repetición de la Novena Sinfonía, dos semanas después del estreno, perdió dinero en boletería

Fuentes

Alexander Wheelock Thayer, Hermann Deiters, Hugo Riemann. "The Life of Ludwig van Beethoven:, Volumen 3". Ed. Cambridge University Press, 2013. ISBN: 9781108064750. Pág. 43 https://books.google.cl/books?id=wbU0AAAAQBAJ&pg=PA43