Mejor fisonomista que matemático

CLEVER HANS Y OSKAR PFUNGST

Clever Hans deleitando multitudes con sus no-aptitudes aritméticas

A inicios del siglo XX, un caballo llamado Hans sorprendía a multitudes respondiendo correctamente preguntas sobre operaciones aritméticas. Ante una determinada pregunta, golpeaba el suelo con su casco el número preciso de veces. En octubre de 1904, una comisión de reputados expertos concluyó que el caballo en efecto razonaba, y que no había truco alguno. Lo llamaban Kluger Hans, o “Hans el Inteligente”.

En 1907 el psicólogo Oskar Pfungst dio por fin con una explicación. De manera inconsciente, el entrenador modificaba su lenguaje corporal a medida que los golpes en el suelo se aproximaban a la respuesta correcta, y Hans era capaz de leer esas señales.

Comparte!

Vota!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas6 Estrellas7 Estrellas8 Estrellas9 Estrellas10 Estrellas
(1 votos, promedio: 6.00)
Loading...

Fuentes

"'Clever Hans' Again. Expert Commission Decides That the Horse Actually Reasons". The New York Times, 2 de octubre de 1904 https://timesmachine.nytimes.com/timesmachine/1904/10/02/120289067.pdf Pfungst, Oskar. "Clever Hans (The horse of Mr. von Osten): A contribution to experimental animal and human psychology". Ed. Henry Holt, 1911 http://www.gutenberg.org/ebooks/33936